domingo, 12 de septiembre de 2010

Ultimas palabras

Estos son fragmentos que hubiera querido decirte al final: pero nada fue posible porque tú estabas en el lecho de otra mujer; una mujer que por cierto es casada(Bueno esa es su bronca)

Quiero agradecer las atenciones, pero sobre todo la oportunidad de desarrollarme profesionalmente; quiero agradecer los comentarios positivos de mi persona.


Yo no sé si tu pienses en mí, no sé si después de lo que te compartí de mi, tenga algún lugar en tu ser, en tu mente, en tu piel, en tu alma… en tu recuerdo. No lo sé, ni lo sabré porque he dejado de buscarte, he dejado irte, he dejado que seas feliz, te bloque en mi vida.

Algo que tenía muy claro desde un principio era la prohibición a enamorarme de ti, para mi estaba negado tener algún sentimiento de amor hacia ti. Sin embargo el trato, las charlas, las cosas en común, la empatía, los mismos objetivos de vida, los cariños en el auto cada que nos era posible, las salidas a bailar, a cenar, los besos a escondidas de los trabajadores, los besos a menudo en medio de la oscuridad de la obra … pero sobre todo la comprensión que me ofrecías cada que lloraba; (lloraba porque te amaba, y tu no sentías más que estima por mí, lloraba porque me sentía mal conmigo al fallar a mis principios, lloraba porque a pesar de amarte; lo que pasaba entre nosotros no estaba nada bien). Y si algunas veces me portaba indiferente, era porque me negaba constantemente este gran amor que sentía por ti.

Y después vivimos juntos, y tengo muy presente como me estrechabas; como me cuidabas y me procurabas. Pero los días pasaron y se hizo rutina… cuando quería estar contigo te negabas y decías “no es que no te desee, pero el pensar que no te penetraré, me desanima y tampoco te estoy presionando, pero me duele sino te penetro”

Y cuando esto pasaba no es que yo no me sintiera sexy o capaz de darte aquello que buscabas, simplemente que yo sabía que aun dándome toda a ti, nunca me amarías y yo perdería… perdería eternamente mi virginidad, y a caso tú la merecías, no, no la ganaste porque no me amabas… nunca me amaste; pero a la vez esto me deja ver que eres un hombre maravilloso un hombre que no jugó conmigo y no abuso de mi….por eso te amo.

Gracias Juan Carlos, gracias por estos bellos recuerdos que viven en mi.
Una última cosa quiero decirte; los buenos momentos que pasé a tu lado fueron momentos que nunca antes había vivido; desde aquello que entre nosotros era “ algo mejor que un amor, esto era una complicidad.”

Y la canción que me hizo vivir esta despedida es http://www.youtube.com/watch?v=_l98_fB6KVI dedicada muy especialmente para ti.


Con estas palabras cierro mi ciclo; y dije mi ciclo porque yo vivi sola ese amor.

Hasta nunca JC.

7 comentarios:

  1. Siento tu pena pero me gusta cómo escribes y lo que escribes, pero reflejar tus pesares en tu blog y transmitir tus pensamientos debe dejarte satisfecha.

    Te seguiré leyendo...

    ResponderEliminar
  2. Gracias.
    Pues fue algo que me dolio pero de una manera muy diferente, le dolió al orgullo a la razón ya no tanto al corazón. Beso Abrazo

    ResponderEliminar
  3. No pude responder tu correo así que mejor te escribo por acá.

    Sí tengo twitter, en mi blog lo puedes encontrar, es @thestigreloaded

    Saludos y, te siguo leyendo eh...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. http://www.casasacapulcodiamante.mx/casas/CasayDeptosChinguirito.html

    ResponderEliminar